• Venta1.545.064,47ARS
  • Compra1.491.969,50ARS

Blog Argenbtc

Ir a home

¿Bitcoin es realmente difícil de entender?

Para eliminar las barreras que obstaculizan la adopción masiva es necesario cambiar la narrativa de que la criptomoneda pionera tiene una tecnología difícil de comprender.

“Bitcoin es muy difícil de entender”, es una frase que con frecuencia se menciona en redes sociales, foros, en fin, en muchos rincones del mundo. Pero ¿realmente será un argumento justo? Puede que así sea.

Si nos damos cuenta, muchos de los interesados en la pionera de las criptomonedas, han tenido que estudiar, investigar, preguntar, leer y asistir a conferencias para ir más allá y despejar todas las dudas que surgen cuando conoces algo que tiene cierta profundidad.

Pero todo lo leído e investigado en algún momento fue producido por alguien que se interesó primero y estudió hasta que logró un nivel de entendimiento que le permitiera explicar a otros. Andreas Antonopolous, por ejemplo, ha producido más de 500 videos y es autor de más de 200 artículos publicados y distribuidos en todo el mundo.

Antonopolous también ha ayudado a cientos de personas a entender la tecnología y la filosofía de bitcoin. Gracias a él menos personas en el mundo están diciendo que la creación de Satoshi Nakamoto es una estafa. El presentador del podcast Let's Talk Bitcoin es además una muestra de que la educación y la divulgación de conceptos, es realmente importante para impulsar la adopción de Bitcoin.

¿Qué tienen que ver las abuelas con Bitcoin?

También, de manera constante, se escucha por cada rincón del mundo que Bitcoin alcanzará una verdadera adopción cuando sea tan simple que hasta las abuelas sean capaces de usarlo. En The Gates of Bitcoin, John Carvalho llama a esto la "falacia de la navaja de la abuela": la creencia elitista de que la nueva tecnología es demasiado complicada y debemos proteger a la gente de ella por su propio bien.

Para contradecir esta creencia, se han producido diversos casos a lo largo de los 11 años de historia que tiene Bitcoin. Uno de estos casos ocurrió en 2014 con la fundación Women's Annex de Afganistan donde usaron bitcoin para pagar a sus miembros por el trabajo realizado en diversas áreas. Sucedió bajo el régimen de los talibanes, cuando a las mujeres no se les permitía tener cuentas bancarias, ganarse la vida o incluso ir a la escuela. Y sorpresivamente todas descubrieron que allí estaba Bitcoin como una alternativa para salvar la causa.

Otro caso sucede todos los días en Venezuela, donde muchos ciudadanos descargan una aplicación móvil y luego copian y pegan una dirección para procesar sus pagos y no les resulta nada complicado. Lo que si les complicaría la vida sería no contar con una alternativa que les permita resguardar sus fondos de la inclemente devaluación que sufre su moneda nacional.

Entonces, lo que dice Carvalho es cierto: “afortunadamente, los humanos han demostrado una propensión a resolver las cosas cuando tienen el incentivo adecuado para hacerlo”.

Pero también es cierto que la mayoría de las personas pueden conducir un vehículo o enviar un correo electrónico sin comprender el motor de combustión interna o el Protocolo simple de transferencia de correo (SMTP). En algún momento, cuando fueron lanzados al mundo, miles de personas pensaron que los autos y los correos electrónicos eran muy complicados para ser asumidos y entendidos por las masas.

Dificultad técnica vs dificultad percibida

Imran Lorgat, en su artículo publicado en Bitcoin Magazine señala que cuando se habla de dificultad, es preciso entender que esta se divide en dos tipos: dificultad técnica y dificultad percibida.

La dificultad técnica es la habilidad necesaria para ejecutar algo. Es necesario aprender a usar la herramienta, como por ejemplo, conducir un vehículo ¿es complicado hacerlo? Para muchos lo es, incluso hay quienes tardan años en lograrlo. Sin embargo, cuando vemos que millones de personas, incluidas las abuelas, están dispuestas a aprender operaciones complejas, entonces podemos ofrecerles la oportunidad y prestarles el carro para que conduzcan hasta el centro comercial y hasta más allá. Es la única manera de que disminuya su dificultad percibida, que las personas interactúen con la herramienta, no que se impongan obstáculos. Que se produzca un cambio de cultura y se logre alterar la percepción y alinear los incentivos. Luego, un día, así sin darnos cuenta, tendremos más abuelas en Bitcoin.

Composición gráfica: Oliver Vizcaíno

¡Comenzá a comprar
bitcoins hoy!

Sumate al mundo de las
criptomonedas