Venta: 640.125,01 ARS
Compra: 598.008,63 ARS

Noticias

Volver

¿Por qué Bitcoin es la mejor opción de refugio de valor para los argentinos?

2019 parece que va a ser recordado por ser un año difícil para los bancos centrales y las instituciones financieras de todo el mundo. El crecimiento económico mundial se está desacelerando y hay todo un torbellino de factores macroeconómicos. La guerra comercial entre Estados Unidos y China, la disminución de la demanda de materias primas y la situación monetaria mundial, están ensombreciendo la salud económica del sector financiero en todo el planeta.

Para combatir estos vientos en contra, Estados Unidos y otros países han intentado reforzar el crecimiento económico mediante recortes en las tasas de interés y un puñado de países han devaluado deliberadamente sus monedas frente al fortalecimiento del dólar. América Latina también se ha visto afectada negativamente por estos factores macroeconómicos globales y actualmente varios países de la región están lidiando con la hiperinflación, la incertidumbre económica, la inestabilidad gubernamental y la disminución de las exportaciones.

En medio de todo ello está Argentina, con una inflación anual que superará el 50% por el derrumbe del peso y la caída del poder adquisitivo tras el agravamiento de la crisis financiera registrada desde agosto cuando la derrota del oficialismo en las elecciones primarias provocó fuertes turbulencias en los mercados.

El peso argentino cayó un 15% frente al dólar estadounidense cuando la noticia de que el candidato presidencial Alberto Fernández derrotó al titular Mauricio Macri, lo cual causó impacto en los medios de comunicación el 12 de julio. El mercado bursátil argentino también cayó más de un 45%, lo que representa, según Reuters, la segunda corrección más importante que se ha producido desde 1950.

Y a medida que se intensifican los signos de desequilibrio en la economía de Argentina, vuelve al centro de la mesa de discusiones, cuáles activos podrían proporcionar alguna forma de protección económica para los ciudadanos ante la inflación y la devaluación.

En este escenario, Bitcoin destaca por su potencial para desempeñar un papel similar al que ha jugado el oro a lo largo de los siglos. En todo esto la cotización de Bitcoin emerge como una especie de oro digital.

Y mencionamos al oro porque en los últimos dos grandes mercados bajistas en los Estados Unidos – 1969-1982 y 2000-2009 – el oro actuó como una cobertura de cartera y tuvo un desempeño significativo durante el período.

Pero en la actualidad está claro que las plataformas de tecnología financiera están permitiendo a la clase trabajadora y a los de mayor poder adquisitivo proteger sus ingresos y ahorros contra la hiperinflación cíclica, los controles de divisas y las sanciones. Por estas razones, Bitcoin está ganando popularidad en Venezuela y Argentina e incluso en otros países de América Latina.

Pero ¿es en realidad Bitcoin la mejor protección de valor para los argentinos? Acá destacamos las razones que demuestran que la criptomoneda madre es una buena opción de resguardo ante la devaluación.

En los últimos tres meses, el precio del Bitcoin ha permanecido relativamente estable en torno a los 9.000 o 10.000 dólares. Pero para un venezolano que intercambió sus ahorros por Bitcoin a principios de julio, habría visto cómo sus recién comprados Bitcoin, multiplicaban por 4 su valor (en bolívares), pudiendo sobrellevar la inflación reciente con mejor fortuna. Para alguien de Argentina que hiciera el mismo movimiento pero con pesos, en los últimos tres meses habría visto cómo sus Bitcoin valían un 40% más (en pesos).

Producto del cepo cambiario aplicado por el gobierno argentino desde principios de septiembre, el Bitcoin surgió una vez más como alternativa de protección financiera para los ciudadanos, pero con la novedad de que se creó una brecha entre la cotización internacional de la principal criptomoneda, en relación a su precio en Argentina.

Aun cuando el dólar oficial está en 59 pesos, no hay acceso a él para hacer transferencias al exterior. Por esa razón las casas de cambio de criptomonedas que operan en Argentina, no pueden transferir dólares al exterior para procesar sus pagos, entonces para poder comprar Bitcoin, deben hacerlo mediante una operación de contado con liquidación, a través de la cual el dólar termina quedando en 68 pesos aproximadamente. Por esa razón el precio del Bitcoin en Argentina se fue acomodando a ese dólar que realmente pueden utilizar las empresas para transferir al exterior.

Si bien el precio del Bitcoin está en Argentina por encima del precio internacional, aproximadamente entre un 15 y 20 % que es la brecha actual, igualmente sigue siendo conveniente como refugio contra la inflación y las devaluaciones, pues los argentinos y venezolanos que han cambiado sus ahorros en moneda nacional por Bitcoin, han podido capear mejor la inflación.

Mantener el dinero almacenado en un libro criptográfico ayuda a las personas a preservar sus activos. Esto es especialmente cierto si un país sufre a menudo reveses económicos o financieros. Para muchos, proteger algo de valor potencial proporciona mucha tranquilidad, especialmente cuando los gobiernos son impredecibles.

Aun con toda la volatilidad de la criptomoneda, en países con economías inestables, Bitcoin es mejor opción que mantener los recursos en monedas nacionales.

Por otro lado, cuando se trata de transacciones rápidas y seguras, las criptomonedas son definitivamente el camino a seguir. Es por eso que muchas personas transfieren fondos a familiares o amigos en otros países a través de bitcoin. Sobre todo si el acceso a monedas como el dólar está limitado.

Bitcoin es una gran alternativa que presenta dos ventajas principales: es más difícil de confiscar y controlar, y es más fácil de transportar y enviar: Por eso, muchos están eligiendo estos activos para hacer envíos de recursos, como las tradicionales remesas.

Hoy por hoy es incuestionable, la capacidad del Bitcoin y las criptodivisas para transferir valor de forma totalmente rápida, segura y a bajo costo. Mientras que con los métodos tradicionales de envío de remesas, la transferencia de dinero en ocasiones puede tardar algunos días, con Bitcoin el dinero pasaría en cuestión de segundos y estaría disponible para el cambio en pocos minutos, con lo cual ya se puede apreciar un importante ahorro de tiempo.

Por todo lo anterior puede que las criptomonedas todavía tengan que encontrar aplicaciones prácticas en otros mercados, pero ciertamente están apoyando a gran parte de América Latina donde muchas personas están pasando de depender de un canal susceptible a cambios de acuerdo a las decisiones políticas o económicas de un país, a un canal totalmente descentralizado y ajeno al control de los países.

Un estudio publicado por Statista en junio mostró el número de usuarios globales de criptomonedas. Fue interesante ver a algunos de los países más desarrollados como Estados Unidos, el Reino Unido, Australia y Francia al final de la lista.

De hecho, América Latina es la región con más usuarios de criptomonedas en el mundo. Dentro de los diez principales países donde las criptomonedas están teniendo un impacto significativo, se encuentran Brasil, Colombia, Argentina, México y Chile.

A pesar de que Turquía ocupó el primer lugar con un 20 por ciento de los encuestados que usaron criptomonedas, Brasil y Colombia comparten el segundo lugar con un 18 por ciento. Le sigue Argentina con un 16 por ciento, seguido de México con un 12 por ciento y Chile con un 11 por ciento. En todos estos lugares, miles de personas ya están diciendo: ¡Gracias Bitcoin!

Publicado el 20/09/2019
Compartir en acebook