• Venta11.171.668,97ARS
  • Compra10.710.933,66ARS

Blog Argenbtc

Ir a home

¿Qué puedes hacer tu por rescatar la confianza en el mundo? y por qué bitcoin es importante

Con la criptomoneda reina podemos construir la base del espíritu empresarial y los cimientos del nuevo mundo feliz.

Hablemos de confianza, pero hagámoslo basado en la definición que hace la psicología social y la sociología sobre el término. En ese sentido, entenderemos que la confianza se trata de una creencia que estima que una persona o grupo de ellas, será capaz de actuar de cierta manera frente a una determinada situación. Significa que dependiendo de lo que suceda, la confianza podrá fortalecerse o debilitarse.

Cuando alguien confía en el otro, cree que puede predecir sus acciones y comportamientos. La confianza, por lo tanto, simplifica las relaciones sociales. Entonces hablemos de la confianza como fundamento básico necesario para que la humanidad avance, apoyada en el emprendimiento, la ciencia sólida y la organización.

Sin confianza, todo el mundo se rompe y no podremos progresar. Entonces aquí, hagamos un paréntesis para introducir un elemento vital para el progreso del mundo: Bitcoin, que está otorgando a los individuos la oportunidad de reiniciar el progreso y crear más confianza a través de la reconstrucción del capital social y la estabilidad económica.

Resulta que la sociedad en la que ahora vivimos, logró inhibir la confianza debido a la ruptura del capital social ante la pérdida de los ahorros. Esta situación ha empujado a los individuos a alejarse del sistema al darse cuenta que el propio sistema está roto. Al hacerlo, han huido para buscar refugio en promesas ideológicas fallidas, como la del socialismo marxista o el comunismo.

Al romperse el sistema financiero tradicional, dos efectos adversos emergieron de la banca central: la deuda y la inflación. La deuda atacó a la humanidad al acelerar el gasto y privar a las personas de los ahorros y, por lo tanto, de su capacidad de tener un futuro seguro y estable. La inflación, por su lado, hace exactamente lo mismo, pero robando los ahorros de una manera más directa y sin contemplaciones.

¿Restaurar la confianza? ¿cómo?

Ahora que el mundo requiere restablecer la confianza, cualquiera podría pensar que la solución sería agrupar los efectos que rompieron el sistema financiero y crear una nueva organización que se ocupara de reconstruir lo que permanece roto. Sin embargo, persiste el peligro latente de que los hombres que controlan estas organizaciones puedan ocultarse bajo falsos intereses y en lugar de reconstruir, podrían cavar un hoyo más profundo.

Entonces, para restablecer el sistema roto, apeguémonos a los efectos positivos de Bitcoin y anulemos lentamente los del sistema negativo que nos rodea. Desde la aparición de la criptomoneda pionera, la humanidad de a poco está permitiendo que los ahorros regresen a manos de la sociedad. Esto es posible porque en el sistema de bitcoin nadie puede disponer del dinero de los ciudadanos, con lo cual se crea una estabilidad económica que influye positivamente en el bienestar mental de estos usuarios.

Cuando sabes que tienes ahorros y que podrás pagar todos y cada uno de los gastos inesperados que puedan surgir, las cosas cambian. Sin duda, estarás menos deprimido y otras emociones se apoderarán de ese sentimiento con mayor intensidad.

Así es como gracias a Bitcoin estamos viendo cómo se está transformando la confianza, pues sucede que la criptomoneda reina restauró una función de organización perdida desde hace tiempo y emparejó aspectos de la misma.

Los Bitcoiners hoy buscan activamente encontrar y formar conexiones estables basadas en el entendimiento mutuo de sus aspectos económicos, sociales, religiosos y políticos. La base sólida ha vuelto porque ahora, los individuos participantes conectados se rigen por un código de honor no escrito que sostiene el tejido de la confianza dentro de su reino. Los individuos han aprendido que ahora tienen muchas cosas que perder si permanecen desconectados.

Bitcoin se creó para resolver un problema, pero está arreglando muchos porque la causa subyacente que está arreglando lleva a todo lo demás. Pero el efecto es tan fuerte que Bitcoin por sí solo no puede arreglar el problema, los individuos deben actuar como una línea de autoayuda, literalmente para hacer que el mundo vuelva a funcionar, mostrando a otros que puede haber vida más allá de las tarjetas de crédito y los fondos de ahorro engañosos.

Los bitcoiners tienen relaciones más estables a nivel de alianzas (construidas sobre las bases del honor, la confianza y la reputación personal) con individuos que están dispuestos a asumir riesgos extremos para ver la fase revolucionaria de Bitcoin.

Aunque sea temporal, el hecho de que Bitcoin pueda crear un entorno así es notable. La próxima fase de Bitcoin es revolucionaria, sus usuarios cambiarán el mundo y ningún actor estatal puede decirles que se detengan.

A medida que avancemos en la fase revolucionaria, podrían surgir encuentros peligrosos que requieran la plena cooperación de individuos alineados, de forma similar a como los caballeros medievales juraban lealtad a Dios o a una hermandad.

Sin el aporte y el cuidado de las personas que utilizan la red Bitcoin, almacenan valor en ella o se organizan en torno a ella políticamente, avanzar no tendría ningún sentido. Bitcoin literalmente incluso nos paga para que tengamos un comportamiento revolucionario. Y lo hace porque nos necesita.

Dado que el capital social se está reponiendo poco a poco. Es necesario que redoblemos la apuesta y sigamos participando en la construcción de más confianza. Para ello, no solo debemos construir grupos, sino construir la base del espíritu empresarial y los cimientos del nuevo mundo feliz.

The Book of Nella

Composición gráfica: Oliver Vizcaino.

¡Comenzá a comprar
bitcoins hoy!

Sumate al mundo de las
criptomonedas