• Venta508.202,90ARS
  • Compra489.260,66ARS

Blog Argenbtc

Ir a home

Tres características del Bitcoin que le convierten en la solución perfecta para hacer frente a la inflación

El potencial de la criptomoneda pionera para combatir los problemas económicos que afectan a la población, está en constante crecimiento.

La canasta básica alimentaria en Argentina registró en octubre un aumento de 45,9% interanual, en un año signado por mayor inflación y una fuerte recesión económica, según el último informe del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).

La inflación en Argentina, la segunda más alta de la región solo superada por Venezuela, se ha convertido en uno de los principales flagelos que ha minimizado la capacidad adquisitiva de la población, pero ¿cuál puede ser la solución a implementar por las familias para frenar su descenso hacia la línea de la pobreza? ¿Qué tiene Bitcoin para ofrecer en la lucha contra la inflación?

Los economistas recomiendan que para entender cómo mitigar la inflación, primero es necesario entender lo que es. En ese sentido, su definición en palabras simples es, un aumento en la cantidad del dinero que un ciudadano paga por los bienes o una disminución en el poder adquisitivo del dinero.

La inflación de precios es cuando los precios de los bienes son más altos y los ciudadanos tienen que pagar una cantidad de dinero mayor de lo normal para comprar cualquier bien. Esto es más comúnmente conocido y es generalmente referido como la única definición de inflación.

Pero, la inflación monetaria, por otra parte, es un aumento de la oferta de dinero que, en última instancia, da lugar a la inflación de los precios. Básicamente disminuye el valor del dinero existente, por lo que hay que pagar más por el mismo bien.

La impresión de dinero por parte de los gobiernos puede ser tomada fácilmente como un ejemplo para entender esto. A medida que se imprime más dinero, su poder adquisitivo disminuye porque ahora hay más dinero en circulación, pero la cantidad de bienes no ha aumentado en proporción a él. Esto casi nunca tiene el efecto deseado y, de hecho, suele sumir a la economía en problemas más profundos, lo que a menudo conduce a una devaluación fuera de control de una moneda.

¿Cómo puede ser Bitcoin el salvador de una economía atacada por la inflación?

Como hemos mencionado, existe una serie de características que deben combinarse para que se produzcan casos de inflación elevada. Una de esas características es que debe haber la presencia de moneda fiduciaria, las cuales están sujetas a factores económicos que no influyen en Bitcoin. Esto se debe a que, a diferencia de las monedas fiat, el bitcoin tiene reglas establecidas y funciones específicas que evitan las causas del problema inflacionario.

Estas son las tres características que posee el bitcoin que le convierte en una herramienta poderosa para hacer frente a la inflación:

Transparencia

El bitcoin, como todo proyecto de código abierto, tiene un protocolo y código fuente que pueden ser examinados por todo el mundo. Nadie es su propietario, por lo tanto nadie lo controla. También cualquier persona con una computadora puede inspeccionar el código, aprender sus reglas e incluso contribuir a la creación de nuevas monedas. Esta transparencia también ayuda a mantener la confianza del público en una criptomoneda que cualquiera puede auditar, estudiar y mejorar.

También Bitcoin tiene la característica de que todas sus transacciones son públicas, ya que son visibles en tiempo real bajo pseudónimos en forma de dirección Bitcoin. Cualquiera puede develar la dirección que gestiona mostrando con absoluta transparencia donde va hasta el último céntimo. Imagina gobiernos, ayuntamientos, ONGs, fundaciones, asociaciones, empresas, cualquiera puede aprovechar esta funcionalidad en segundos.

Las criptomonedas además, son mucho menos susceptibles a la corrupción humana. Con un código transparente, es prácticamente imposible que un organismo externo altere cualquiera de las características de la cadena de bloques para beneficio personal. Los funcionarios sin escrúpulos no pueden simplemente imprimir más dinero para llenarse los bolsillos.

Emisión limitada y deflacionaria

En Bitcoin nadie puede generar miles de bitcoins una mañana porque de repente le apetezca a un político o a un banquero. Por su naturaleza el bitcoin tiene dos reglas deflacionarias: la primera es que jamás existirán más de 21 millones y todos van apareciendo por la minería, siempre bajo unas normas que son totalmente públicas.

La otra característica deflacionaria del bitcoin es que cada cuatro años existe una reducción del 50% de la recompensa de bitcoins que reciben los mineros por la validación de los bloques. Una reducción que se llama halving.

Coherencia

Otra forma en la que bitcoin puede lidiar con la inflación, es gracias a su consistencia. La producción y circulación de sus monedas no depende de un grupo de analistas financieros que especulan sobre la fuerza y dirección de los mercados y deciden si imprimir más dinero o no.

Ya sea como medio para iniciar transferencias de dinero internacionales baratas o como una fuente estable y a largo plazo de almacenamiento de riqueza a través de monedas estables vinculadas a productos básicos, el potencial de la industria de las criptomonedas para combatir la inflación creada por los gobiernos, está creciendo constantemente. A medida que más y más gobiernos e instituciones financieras aprenden y aceptan las criptomonedas, la probabilidad de que se desplieguen como respuesta al devastador fenómeno económico, crece también.

Ahora, si Bitcoin se adopta como la moneda principal en todo el mundo, puede traer un cambio masivo. A medida que más personas lo utilicen, su demanda a largo plazo seguirá aumentando. Esa demanda será la fuerza motriz para que el valor de cada bitcoin se dispare. Al mismo tiempo, el coste de los bienes adquiridos con bitcoin disminuiría. Debido a su limitada oferta, la moneda se volverá escasa y eso servirá como una fuerza deflacionaria.

Las personas que generan riqueza serán recompensadas con más de la moneda. De este modo, se animará a la gente a trabajar más duro. Los políticos ya no podrán utilizar la inflación para gestionar las economías. La parte afortunada es que Bitcoin tiene el potencial de aliviar la inflación más allá de toda duda.

¡Comenzá a comprar
bitcoins hoy!

Sumate al mundo de las
criptomonedas