Venta: 642.238,50 ARS
Compra: 600.006,37 ARS

Noticias

Volver

Satoshi Nakamoto y su viaje de 1500 años en el tiempo

La historia del mundo está llena de hechos inexplicables, pero que un concepto similar al de Bitcoin se haya manejado entre los habitantes de una isla hace 1500 años, parece un episodio de la película de ciencia ficción “Volver al Futuro”.

En el film Satoshi Nakamoto, en lugar de Marty McFly, viajó en el tiempo y le explicó a los habitantes de la isla Yap, situada en el Oceano Pacífico Occidental, en la Micronesia, cómo era que podían comerciar con una moneda cuyas operaciones quedaban registradas en un libro de contabilidad distribuido gobernado por consenso.

Para comprender la similitud entre el Bitcoin y la moneda Rai de los yapenses, analizaremos plano a plano ambos conceptos y quizás al final comprobaremos que en efecto Nakamoto se subió al DeLorean y dejó sembrada la idea entre los yapenses, con el sistema de comercio que usaron durante siglos.

Lo cierto es que antes de que el mundo conociera el Bitcoin, cualquiera que conoció las monedas Rai de la isla Yap, pudo haber imaginado que se trataba de un chiste, pues a menos que estuviera loco, ¿quién habría querido comerciar con monedas que ni siquiera podía llevar o trasladar?

Pero cuando Bitcoin saltó a la escena mundial, el sistema de comercio de los yapenses cobró sentido y quienes ya conocían lo que había sucedido en Yap saltaron y dijeron: oh, un Deja Vú.

Eso pudo ser lo que dijo el arqueólogo Scott Fitzpatrick de la Universidad de Oregon en Eugene, cuando conoció Bitcoin y años después, en la reunión anual de la Society for American Archaeology en Washington, D.C., explicó la conexión entre los discos de piedra tallada y la criptomoneda pionera.

Moneda de naturaleza limitada

En la isla Yap hace 1500 años ya sabían que el dinero debe tener un suministro limitado, o de lo contrario se inflará muy rápido, por eso para representar su moneda Rai buscaron lo que podía ser más escaso en todo su territorio. Encontraron que tienen una oferta limitada de piedra caliza, así que fue en esa roca sedimentaria en la que basaron su moneda.

El Bitcoin también tiene una naturaleza limitada. El número máximo de bitcoins que existirá en el mundo es de 21 millones. Esto es así porque el creador o creadores originales de la criptomoneda (bajo el pseudónimo de Satoshi Nakamoto) decidieron crear un activo de valor deflacionario, como el oro.

Dinero a prueba de trabajo

Tomando en cuenta que el dinero tiene que representar el trabajo, en Bitcoin la prueba de trabajo se usa para confirmar transacciones y producir nuevos bloques en la cadena. Con su prueba de trabajo los mineros compiten entre ellos para completar transacciones en la red y obtener recompensas. El esfuerzo necesario para minar bitcoins hoy en día, está representado en electricidad y potencia computacional.

Con el Rai de la isla Yap no valía la pena ir a recoger conchas marinas para usarlas como moneda porque eso era demasiado fácil y estaba al alcance de todos. Tenía que ser algo más difícil de lograr. Por eso tenían que buscar la piedra caliza en islas vecinas. Un esfuerzo de minería representado en fuerza muscular y habilidades de navegación que eran recompensados.

Para llegar a su fuente de oferta limitada, al menos debían navegar 400 kilómetros para extraer piedra caliza de cuevas y refugios rocosos. Los navegantes negociaban con los líderes de esas islas para acceder a los yacimientos.

Luego los talladores de piedra formaban discos, algunos de tamaño relativamente razonable, pero otros pesaban más de 4 toneladas y representaban la verdadera riqueza.

Estos talladores dejaban un agujero central en cada roca para que los hombres pudieran pasar un poste de madera a través de la abertura para levantarla.

Un libro de contabilidad distribuido

Los Rai eran inamovibles debido a su gran tamaño, por ello los yapenses tuvieron que encontrar una solución, y por muy poco probable que esto suene, descubrieron el libro de contabilidad distribuido gobernado por consenso.

Cuando un Rai cambiaba de dueño, la gente no movió la piedra, sino que la comunidad reconocía el cambio de propiedad a través de la declaración pública y el consenso. Si todos estaban de acuerdo en que una piedra era transferida de A a B, realmente no importaba dónde estaba físicamente la piedra.

Los registros de propiedad de todos los Rai se transmitieron de generación en generación, convirtiéndose finalmente en un antecedente de una blockchain.

Así como los Rai eran inamovibles, Bitcoin es puro código. No importa dónde esté la criptomoneda o incluso si existe en forma física. Cuando se realiza una transacción de Bitcoin, se anuncia en la Blockchain. Una vez que suficientes nodos lo confirman, se alcanza el consenso y la transacción se convierte en una entrada en el libro mayor.

Comercio P2P

A cada Rai se le asignó un valor basado en el tamaño, la uniformidad de la forma, la calidad de la piedra y los riesgos asumidos en el viaje influían en su valor. Después de ser inspeccionadas y verificadas por un jefe local, las monedas Rai se exhibían en lugares comunales, como los campos de danzas rituales.

La propiedad de un disco podría transferirse, por ejemplo, como regalo de bodas, para conseguir aliados políticos o a cambio de alimentos de los residentes de las islas cercanas después de una fuerte tormenta. Estos tratos también ocurrieron frente a toda la comunidad. No importa quién adquirió una Rai, la moneda siempre se mantuvo en su ubicación original.

Los bitcoins pueden ser canjeados por bienes o servicios, o regalados en cualquier momento por los participantes en el sistema digital. Y los historiales completos de las transacciones de cada bitcoin están disponibles para todos los participantes de la red.

Los isleños de Yap fueron pioneros en un sistema público y oral para rastrear e intercambiar Rai de manera segura. Blockchain hace lo mismo manteniendo historias digitales y actualizaciones sobre unidades de criptomonedas. Lo único que separa a estos dos sistemas son, nada menos, que 1500 años de diferencia. ¿Increíble no? ¿Entonces hizo o no hizo Satoshi Nakamoto su viaje a bordo del DeLorean?

Publicado el 27/09/2019
Compartir en acebook